Educación ambiental, útil para una ciudadanía planetaria

Descubre UNAM nueva especie marina cavernícola en Cozumel

31 enero, 2020 Comentarios Desactivados en Conquista, principalmente por temor de mexicas a presagios Ideas

Conquista, principalmente por temor de mexicas a presagios

Eduardo Matos, investigador emérito, disertó sobre la conquista de México en el Munal, por considerarlo un tema necesario al cumplirse 500 años de la llegada de Hernán Cortés a sus hombres al territorio mexicano.

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero del 2020.- Por considerarlo un tema necesario al cumplirse 500 años de la llegada de Hernán Cortés a sus hombres al territorio mexicano, el investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Eduardo Matos Moctezuma, disertó sobre la conquista de México en el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte (Munal), donde se congregó una numerosa audiencia.

Eduardo Matos comentó que el tema de La conquista de México 1519-1521 debe abordarse desde diversos ángulos, entre ellos el psicológico, ya que para los mexicas, los presagios fueron determinantes en la caída del imperio de Moctezuma.

Matos Moctezuma recordó que Cortés arribó con 10 u 11 naves a la isla de Cozumel, en la península de Yucatán, donde siete años antes ya se habían incorporado a la sociedad maya Gonzalo Guerrero y Jerónimo de Aguilar, quienes habían naufragado en esas costas.

Expuso las causas de la conquista y mencionó que fueron cuatro factores los determinantes para que eso ocurriera.

En primer lugar, el factor psicológico, toda vez que los presagios tenían atemorizados a los mexicas, como la aparición de un cometa en el cielo, portador de aspectos negativos, por lo cual mencionó que el registro de ese asteroide está documentado por los astrónomos.

Otros fenómenos, producto de la incertidumbre, fueron un incendio sin causa aparente en el Templo de Huitzilopochtli, el embravecimiento de las aguas que rodeaban Tenochtitlan y el mito de la llamada Llorona, pues se decía que una mujer salía por las calles y gritaba “qué será de mis hijos”, lo que vaticinaba el fin del imperio mexica.

Otro aspecto psicológico —dijo— fue la llegada de Cortés y sus fuerzas españolas, acompañado por los indígenas que se le unieron al estar en contra del sometimiento y los tributos que les imponían los mexicas. Al apresar a Moctezuma en su palacio, la gente se dio cuenta que había perdido a su tlatoani, jefe de los ejércitos y sumo sacerdote.

Matos Moctezuma comentó que mientras los indígenas temían por su imperio, los españoles no tenían problemas; todos los capitanes de Cortés, salvo Velázquez de León, perduraron hasta el final. Buscaban oro, salvar almas y conseguir prebendas de la Corona española.

Como segunda causa, se refirió al factor económico, pues se basaba en tres aspectos: la agricultura, la guerra y el comercio; con la guerra se conquistaban otras regiones para imponer tributo, cada 80 días los pueblos vencidos llevaban cargas de maíz, frijol, calabaza, materias primas, pieles, entre otros productos, de acuerdo con lo que se cultivaba en dichas regiones. Al unirse otros pueblos a Cortés para liberarse del yugo, los mexicas perdieron todos sus tributos.

El armamento militar fue la tercera causa; si bien, los indígenas tenían estrategias de guerra, los españoles primero apresaron a su tlatoani, mataron a Moctezuma y al señor de Tlatelolco, sitiaron la ciudad lacustre para impedir la llegada de alimentos, cortaron el agua que provenía de Chapultepec y las armas españolas eran superiores a los arcos, flechas y hondas de los indígenas.

La salud fue la cuarta causa, ya que la expansión de la epidemia de viruela entre los pobladores ocasionó gran mortandad, perdieron a su nuevo jefe y sacerdote Cuitláhuac, víctima de esa enfermedad, y aunque eligieron a un nuevo tlatoani, el joven Cuauhtémoc, ya se encontraba en desventaja para enfrentar a los invasores, dijo.

Con imágenes de mapas, códices, láminas y pinturas, Eduardo Matos ilustró su conferencia, en la que mencionó, según referencias históricas, que 67 mil personas murieron en combate y 50 mil por hambre.

El especialista respondió las preguntas de los asistentes, como el que la Malinche fue una mujer de cultura excepcional, a la que no se debe calificar como traidora, ya que era hija de gobernantes de Coatzacoalcos. Los mexicas no eran su pueblo, así que no los traicionó, como tampoco a los tlaxcaltecas o a los totonacas, en esa época el territorio no era una unidad.

Habló sobre la autoría de Bernal Díaz del Castillo de la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, quien —consideró— escribió el texto con mucho apego de lo que fue testigo.

 

Comments are closed.