Pide CNDH transparentar recursos para Alerta de Violencia de...

Negligencia médica suma otro caso de muerte materna en...

24 octubre, 2017 Comments (9) Mujeres

Dafne, víctima de violencia obstétrica, permanece en reclusión

Piden a Tribunal aceptar amparo que la dejaría libre/CIMACFoto: César Martínez López

Por la Redacción/Cimacnoticias

CIUDAD DE MEXICO, 24 de octubre del 2017.- Este año, Dafne McPherson Veloz cumplió dos años en una prisión de Querétaro por un delito que no cometió. En 2015 tuvo un parto fortuito en el baño de la tienda departamental Liverpool, pero la tienda negó al personal médico el acceso al lugar, lo que provocó la muerte de la recién nacida. Pese a que fue víctima de violencia obstétrica, se le acusó de matar a su hija. Actualmente el poder judicial de ese estado discute un recurso de amparo interpuesto por su defensa legal para dejarla en libertad.

Primero se le acusó por el delito de aborto, tres meses después fue detenida por homicidio calificado contra su hija, y durante la audiencia en la que fue sentenciada se le acusó con argumentos estereotipados “por no actuar con su instinto de madre”

A través de la campaña #DafneLibreYa, organizaciones civiles y más de 50 mil 200 personas que firmaron una petición en la plataforma Change.og exigieron al Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa de Querétaro, que admita el recurso de amparo “lo antes posible” y retire los cargos contra Dafne. La instancia de justicia resolvería el amparo el pasado 19 de octubre, pero ese día informó que postergaría su decisión.

De acuerdo a su defensa legal, encabezada por el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social A. C. (GADH), Dafne fue condenada a 16 años de prisión por homicidio calificado agravado, luego de un proceso lleno de irregularidades, pues se violó el debido proceso, su derecho a la presunción de inocencia y se juzgó sin perspectiva de género ni de Derechos Humanos.

Dafne trabajaba en una tienda de Liverpool ubicada en San Juan del Río, Querétaro, no sabía que estaba embarazada pues padece hipotiroidismo y durante sus ocho meses de gestación asoció los síntomas que presentó con la enfermedad.

El 17 de febrero de 2015, sintió un dolor en el vientre, fue al baño y a las 17:30 horas presentó un parto fortuito (parto espontáneo que se da fuera de las instalaciones hospitalarias sin condiciones óptimas para la gestante y el producto) que le causó una hemorragia y la pérdida de conocimiento.

Por decisión del personal de la tienda, ella y su hija fueron atendidas y trasladadas a un hospital hasta las 19:50 horas, lapso en el que murió la recién nacida.

La abogada de Dafne, Karla Micheel Salas Ramírez, destacó hoy en entrevista con Ciro Gómez Leyva que Dafne fue víctima de violencia obstétrica porque se le negó una atención médica de calidad, sin embargo, dijo, la Procuraduría General de Justicia de Querétaro prefirió culparla de inmediato.

Primero se le acusó por el delito de aborto, tres meses después fue detenida por homicidio calificado contra su hija, y durante la audiencia en la que fue sentenciada se le acusó con argumentos estereotipados “por no actuar con su instinto de madre”.

En Querétaro está penado el aborto en cualquier etapa de la gestación, a excepción de que éste se ejerza porque el embarazo fue producto de una violación o porque la gestación sea interrumpida de forma “imprudencial”. De acuerdo al Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) de 2007 a 2012, al menos 98 mujeres fueron sentenciadas por abortar. Mientras que de 2013 a 2015 se registró que se iniciaron averiguaciones previas contra 11 mujeres inculpadas por la misma razón.

Desde el primer momento, Dafne fue criminalizada. Durante su traslado al hospital y mientras recibió atención médica, estuvo custodiada en todo momento por personal de la Procuraduría, quien no preguntó su versión de los hechos ni sus antecedentes médicos, denunció durante la entrevista radiofónica la abogada Karla Micheel Salas Ramírez.

Mientras, Dafne cumple una condena por un delito que no cometió. La tienda que impidió la entrada de personal médico para atenderlas (a ella y a su hija) sólo fue sancionada con una multa de 30 mil pesos y no se investigó la responsabilidad del personal.

En un comunicado, el GADH instó al Tribunal otorgue el amparo a Dafne pues ello la dejaría en libertad y marcaría un precedente porque su caso es un ejemplo de la criminalización que viven las mujeres en México por parte del sistema de justicia. “Cada día que pasa en la vida de Dafne, sus derechos siguen siendo violentados”, sentenció.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.