Colillas de cigarro contaminan más que los popotes

Persisten grandes desigualdades en los 2,458 municipios

5 septiembre, 2019 Comentarios Desactivados en México, país peligroso para los ambientalistas Ciudadania

México, país peligroso para los ambientalistas

El titular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo, señala que hay un registro de 122 asesinatos de defensores del medio ambiente, “lo que los pone en la misma dimensión de los periodistas y de los defensores de derechos humanos”.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de septiembre del 2019.- Diputados integrantes de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales se reunieron con el secretario del ramo, Víctor Manuel Toledo Manzur, quien señaló que actualmente en México se tiene un registro de 122 asesinatos de ambientalistas, “lo que los pone en la misma dimensión de los periodistas y de los defensores de derechos humanos”.

Durante una reunión de trabajo en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el funcionario federal precisó que, de acuerdo con la organización Witness International, México ocupa el cuarto o quinto país más peligroso para la defensa del ambiente.

El secretario Toledo Manzur detalló que en México se tienen registrados 560 conflictos socioambientales, fundamentalmente con la industria minera, hídricos y expansión de la industria energética. Los estados con mayor número de conflictos mineros son: Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Zacatecas, Chihuahua y Colima.

En el tema del manejo del agua, fundamentalmente presas, hay problemas en Jalisco, Estado de México, Chihuahua y Puebla. Detrás de cada conflicto, continuó, hay poblaciones locales, municipales, especialmente en las zonas indígenas, que luchan por defender sus territorios.

En términos de presupuesto, también la Semarnat sufrió una caída del 56 por ciento de sus recursos entre 2015 hasta la actualidad. También se perdió de 2018 a 2019, al pasar de 37 mil millones a 31 mil millones y también hubo congelamiento por parte de Hacienda, que “nos dejó hoy en día con algo más de 28 mil millones de pesos”.

Para el 2020, la Secretaría de Hacienda “no nos baja el presupuesto más que mínimo de uno por ciento a la política ambiental”, indicó.

Señaló que el descenso de presupuesto afecta la presencia de la secretaría y la atención a las problemáticas ambientales en todo el país. Sin embargo, dijo, en tres meses se han atendido 18 conflictos de todo tipo, incluyendo el interés por tener una opinión sobre los dos grandes megaproyectos: Tren Maya y el Tren Transístmico.

Comentó que se están trazando cinco proyectos estratégicos. Tenemos que hacer la transición agroecológica, la producción de alimentos sanos; la transición energética, dejar el petróleo y entrar a una fase nueva; el rescate de ríos y cuerpos de agua; el tema del agua para todos; y la educación y cultura ambiental.

“Vamos a necesitar muchísimo del trabajo conjunto y de nuevas leyes, el país requiere de nuevas leyes para ponerse a la altura de la problemática ambiental nacional y global”, puntualizó.

Precisó que las principales cuencas del país, los ríos Atoyac, Lerma, Papaloapan, Sonora, y los cuerpos de agua son “un verdadero desastre, convirtiendo los principales ríos en verdaderas cloacas y afectando la salud de miles o millones de mexicanos”. Reconoció que el Río Santiago es otro de los gran contaminados y se conoce la descarga que hacen alrededor de 300 empresas en él.

La Semarnat, anunció, entrará a revisar y hacer un inventario cuidadoso de las industrias que están contaminando los principales ríos. “No es posible que en nuestro país estemos viviendo en esa situación y esto fue producto del relajamiento que tuvo Semarnat y la política ambiental en los últimos 25-30 años”.

El funcionario consideró que la Agenda 2030 es “una propuesta más de Naciones Unidas para seguir otra vez dando vueltas sin llegar al fondo de las cosas”. Y el fondo de las cosas, continuó, es que la “crisis ambiental es un problema de visión, de civilización, que tiene que ver con la manera como se concibe; por ejemplo, hay una incompatibilidad intrínseca entre la idea del crecimiento económico y la salud ambiental”.

Resaltó que la destrucción del medio ambiente es fundamentalmente surgida del papel que juegan las corporaciones y también las empresas públicas; por ejemplo, el caso de petróleo, el cambio climático lo producen 90 empresas petroleras energéticas, privadas y estatales, incluyendo Pemex. “Eso nunca se dice”.

El secretario reconoció que este año los incendios forestales han estado un poco por arriba de la media; destacó la labor de los mil 700 guardias forestales, la mayor parte voluntarios, que son los que entran a apagarlos. “Efectivamente, la baja del presupuesto podría afectar esto”.

Enfatizó que la defensa del medio ambiente es un derecho a la vida, así como el derecho a tener acceso a energías limpias en donde México tiene un potencial enorme. Respecto al tema del Tren Maya señaló que no va a tener problema su construcción. “El problema viene por lo que va a desencadenar después, pues en cada estación habrá un polo de desarrollo y debemos precisar qué énfasis se les va a dar”.

En el tema de las refinerías, precisó que nuestro país compra la mayor parte de las gasolinas, por lo que la construcción de una nueva planta y el relanzamiento de las ya existentes es una estrategia de soberanía.

Sobre la tala ilegal aseveró que este problema tardará mucho tiempo en resolverse, aunque ya se están comenzando con un programa para evitar esta práctica; además, se lanzará un programa para que industriales consuman madera legal, aunque aclaró, se debe revisar el código penal.

En cuanto al blanqueo de los arrecifes de coral, puntualizó que en octubre se declarará una emergencia y se realizará un cierre escalonado de zonas turísticas. Sobre las causas de los incendios, dijo que este tema ya se atiende.

 

Comments are closed.