Método educativo humanizante, para formar mejores y más felices...

Cuidado ambiental, más allá de protección de recursos naturales

6 marzo, 2019 Comentarios Desactivados en Gigantismo urbano, con enormes costos sociales y medioambientales Ideas

Gigantismo urbano, con enormes costos sociales y medioambientales

Los ganadores del Premio a la Investigación de la UAM aportan al conocimiento sobre el tema y señalan que es indispensable dar un paso hacia la formación de un gobierno metropolitano, porque “la falta de un proyecto urbano integral derivó en políticas aisladas en la ZMVM”.

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo del 2019.- El crecimiento urbano sin control, que ha llevado a un gigantismo de enormes costos sociales y medioambientales, así como la precariedad manifiesta en una distribución de la población con grandes grupos de bajos ingresos excluidos de los servicios e infraestructura básica, entre otras problemáticas, son parte del trabajo condensado en tres libros, por el que un grupo de profesores de la Unidad Xochimilco obtuvo el Premio a la Investigación 2018, que otorga la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM): cambios demográficos, económicos y territoriales; cambios socioterritoriales; las políticas urbanas metropolitanas, de Emilio Pradilla Cobos, Ricardo Adalberto Pino Hidalgo, Felipe de Jesús Moreno Galván, Celia Hernández Diego, Frida Gretchen Nemeth Chapa, Herman Barrera Mejía, Carolina Santiago de la Cruz, Fausto Fabrizio Marín Robles, Ernesto García López, Carolina Valderrama Ríos y Laura Olivia Díaz Flores, se acerca profunda y rigurosamente a la causalidad múltiple de los procesos, la relación de los conflictos y los movimientos sociales, y las políticas aplicadas por los niveles de gobierno para enfrentarlos.

En su conjunto, los textos analizan los derroteros en algunas localidades durante el periodo 1980-2010 y las determinaciones objetivas y subjetivas, aunque sin llegar a agotarlos dada la complejidad y la dimensión metropolitana. También examinan la desindustrialización y sus efectos; la terciarización e integración de corredores; las formas urbano-arquitectónicas constitutivas; la segregación y la fragmentación socio-territorial; las secuelas en la fuerza laboral: desempleo, informalización, desigualdad en el ingreso, empobrecimiento y agudización de la estratificación social.

La multiplicación de movimientos sociales pluriclasistas; el tránsito del Estado interventor al facilitador de la acción privada; la naturaleza de las nuevas políticas en esta materia, y el carácter contradictorio de la asociación público-privada neoliberal en la transformación citadina figuran en la indagación de los académicos.

El doctor Pradilla Cobos, coordinador de los libros, expuso que cada asunto arrojó temáticas propias, entre las que destaca por su envergadura el crecimiento sin control de la ciudad que condujo a un gigantismo que ha producido costos económicos, sociales y medioambientales muy altos, y que fue detonado a partir de 1990 por una política de vivienda que es necesario modificar.

Los autores establecieron que “asistimos a dos procesos absolutamente negativos”: la pérdida de la capacidad industrial y productiva de la zona, un fenómeno que desde 1980 ha castigado de manera severa el empleo de calidad y restado capacidad económica a la región, a la vez que la terciarización de la economía ha trastocado el mercado laboral y el dinamismo en los sectores, lo que explica que la ciudad “esté ocupada por el comercio ambulante –que implica bajos ingresos y carencia de asistencia social– así como por un segmento informal ubicado, incluso, “en el lado de la delincuencia”.

Este trabajo advierte que la estructuración metropolitana emprendida debe ofrecer respuestas distintas a las existentes, ante las condiciones precarias de la sociedad, pues no obstante que se trata de la entidad más rica del país registra gran concentración de población pobre y en pobreza extrema, es decir, no se ha generado una distribución del ingreso entre los estratos, lo que se expresa en que la mitad de la gente siga sin acceso a la seguridad social y a muchos otros servicios, expuso en entrevista el docente del Departamento de Teoría y Análisis de la mencionada sede universitaria.

Los factores de tal precariedad obedecen a una distribución poblacional centro-periferia, centro-poniente y periferia-nororiente, en términos de grandes grupos de bajos ingresos que quedan excluidos de servicios e infraestructura básica, a lo que se suma el conflicto por la existencia de un movimiento permanente de individuos en reclamo de mejores condiciones de vida y que se justifica porque una buena parte de los habitantes debe desplazarse por distancias grandes para adquirir bienes básicos.

La investigación expone que la movilidad ocurre sobre todo mediante el transporte privado, lo que ha llevado a una contradicción enorme, ya que sólo 20 por ciento de los usuarios se traslada en vehículos privados y el resto en público, además de que incluso los primeros bloquean a los segundos, con la contaminación que esto representa.

El estudio concluye que no existe un ente que involucre el valle de México y la zona metropolitana, lo cual significa que los gobiernos del Estado de México y capitalino “se rascan con sus propias uñas”, en virtud de que la coordinación “no ha funcionado” y no se ha logrado armonizar los mecanismos, en una falta absoluta de integralidad entre todos los puntos de los planes de desarrollo urbano.

Tampoco hay fluidez entre ambas entidades en los aspectos económico, de infraestructura, transporte, servicios y cada cual maneja su territorio, aun cuando las personas transitan constantemente de un lugar a otro, obligadas a abordar sistemas diferentes, “lo que consideramos ilógico e irracional”.

El doctor Pradilla Cobos subrayó que la falta de un plan integral redunda en políticas aisladas de cada una de las partes y en iniciativas de coordinación que no funcionan, excepto tal vez en lo concerniente a la contaminación atmosférica, pero no en el resto de los temas que exigen articulación, por lo que “estimamos que falta dar un paso hacia la formación de un gobierno metropolitano”.

Finalmente “concluimos que ninguno de los partidos políticos en el momento en que culminó el trabajo –2014– tenía en sus plataformas un planteamiento sólido y sustentado para la que es la región con mayor concentración de población del país y América Latina que agrupa una parte sustantiva de la gestión y la actividad y mando de la vida económica”, es decir, la zona con características únicas no tiene un proyecto integral.

 

Comments are closed.