Proyectan megagranja porcícola en Dzitbalché

NO cumple Alejandro Moreno con meta de empleo

19 enero, 2019 Comentarios Desactivados en Inviable ambientalmente, megagranja porcícola en Dzitbalché Campeche

Inviable ambientalmente, megagranja porcícola en Dzitbalché

Marea Azul asegura que no es una solución a la crisis económica, aumentaría contaminación al acuífero de la Península y afectaría al hombre, la flora y la fauna. Demanda a Semarnat no autorizarlas, sin un estudio serio. “Impactan a miles y benefician sólo a unos cuantos”.

Por Daniel Sánchez

CAMPECHE, Cam. 19 de enero del 2019.- La agrupación ambientalista Marea Azul aseguró que no es una solución a la crisis económica traer a Campeche las megagranjas porcícolas, como la que se proyecta en el pueblo maya de Dzitbalché, Calkiní, porque se estaría incrementando la contaminación al acuífero de toda la Península de Yucatán y, por consecuencia, afectando a los humanos, animales y vegetales de la región.

La representante legal de la organización ecologista, Lourdes Rodríguez Badillo, demandó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que actualmente analiza los cuatro proyectos de granjas de engorda de cerdo en el municipio norteño campechano, que no las autorice, “hasta que no se cuente con un estudio serio, no elaborado, ni pagado por el propio “promovente” o dueño”.

“Marea Azul insiste en que el acuífero de toda la Península, incluyendo cenotes y ríos subterráneos, están siendo contaminados por estas granjas porcícolas y traerlas hacia Campeche no es la solución; se tendría que revisar bajo qué normas se otorgan estos permisos, que impactan a miles y benefician sólo a unos cuantos”, expresó.

“La exigencia a Semarnat es que no siga autorizando este tipo de proyectos antiecológicos, hasta que no se cuente con un estudio serio, independiente, y no elaborado, ni pagado por el propio “promovente” o empresario (s)”, puntualizó.

Rodríguez Badillo afirmó que está rebasada la capacidad para la actividad porcícola en la Península, porque “son demasiadas las granjas autorizadas, además de las clandestinas, y no son viables ambientalmente, porque tienen un enorme costo para los ecosistemas”.

“No puede haber un desarrollo equilibrado en el sureste, si no planeamos a mediano y largo plazo”, indicó.

“Las organizaciones de la sociedad civil de toda la Península tienen experiencia y estoy segura que no están a favor de estos proyectos, tan desconsiderados ambiental y socialmente”, asentó.

Página 66 publicó ayer que luego de ser fuertemente cuestionada la actividad porcícola en el vecino estado de Yucatán, por contaminadora y por no consultarse a los pueblos mayas, se pretende establecer un “Plan Maestro”, con cuatro granjas, en Calkiní, para lo que ya se presentaron los estudios ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para su autorización ambiental.

De acuerdo con la gaceta ecológica DGIRA 03/2019 de la dependencia federal, fechada el 17 de enero del 2019, los cuatro proyectos de engorda de ganado porcino serían establecidos en la localidad de Dzitbalché, municipio de Calkiní, en al menos 176 hectáreas segregadas de la Finca denominada Las Mercedes y las manifestaciones de impacto ambiental, modalidad particular, fueron ingresadas el 13 de diciembre del 2018.

Las denuncias en Yucatán

En los últimos meses, organizaciones civiles y comunidades mayas protestaron en Yucatán, luego de que se autorizara, con irregularidades y sin consulta previa, una megagranja de 49 mil cerdos en una zona de reserva de cenotes, en Homún, y que se descubriera que una gigantesca granja en Kinchil, contamina con sus aguas residuales las selvas bajas mayas, ocho años después de que la empresa se comprometiera a tratarlas.

En el caso de la megagranja en Homún, Yucatán, un estudio técnico solicitado por los pobladores reveló que la MIA “no tiene sustento bibliográfico, ni científico”, no se consultó al Cabildo para la licencia de uso de suelo y construcción, y que “sólo deja en evidencia el potencial contaminante del proyecto en las fuentes de agua de la Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes”, entre ellos el cenote de Homún, que es aprovechado turísticamente por los pobladores.

A 24 kilómetros de Kinchil, el agua contaminada de la granja gigantesca, compuesta de cuatro módulos con 10 mil cerdos cada uno, de la compañía Kekén, forma dos grandes extensiones que afectan los mantos freáticos, las milpas, cenotes y ojos de agua, en unas 160 hectáreas.

Los pobladores aseguran que la empresa porcícola no ha cumplido con el tratamiento de sus residuos y ya los afecta en sus tareas agropecuarias, y en la desaparición de especies animales y vegetales, poniendo en riesgo el cenote Yax Ek.

Más información en:

https://www.pagina66.mx/proyectan-megagranja-porcicola-en-dzitbalche/

 

Comments are closed.