Erradicar Evaluación Educativa con fines punitivos y laborales

Pemex lleva “cuentas alegres” a la Cámara de Diputados

8 octubre, 2018 Comentarios Desactivados en Sembrando Vida, para reactivar económicamente el sureste México

Sembrando Vida, para reactivar económicamente el sureste

El programa, presentado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tiene el objetivo de combatir la pobreza en comunidades rurales, contribuir a la preservación de selvas y bosques; generar 400 mil empleos permanentes y fortalecer el comercio nacional. Contempla la siembra de 1 millón de hectáreas de árboles maderables, milpa y frutales. Participarán 19 entidades.

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de octubre de 2018.- Porque “el campo es la fábrica más importante del país”, el gobierno federal reactivará la vida productiva del sur y sureste del territorio nacional a través del programa estratégico Sembrando Vida, que este día fue presentado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Acompañado por integrantes de su próximo gabinete, así como por la futura secretaria del Bienestar, María Luisa Albores González, quien estará a cargo de la implementación del programa, López Obrador señaló que Sembrando Vida es uno de los 25 proyectos prioritarios nacionales que se desarrollarán a lo largo de su administración, para la transformación del país.

“Uno de esos proyectos es este de sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables e incluir cultivos de ciclo corto, sobre todo la milpa, con frijol, con calabaza, con lo que se ha hecho desde hace siglos en el campo, con esa tecnología tradicional que le ha dado de comer por muchos siglos a los mexicanos”, expresó.

Sembrando Vida atenderá los dos problemas centrales que han resultado del abandono del campo: la pobreza rural y la degradación ambiental. Busca rescatar al campo, regenerar a las comunidades y reactivar la economía local en 19 estados. Lo anterior, con la siembra de un millón de hectáreas divididas en plantaciones agroforestales con árboles maderables y frutales para recuperar la fertilidad de la tierra, y en milpas intercaladas con los propios árboles frutales.

Al respeto, el presidente electo señaló que se trata de un programa “que apasiona, sí puedo decir que este es de los preferidos, porque tiene toda la justificación, está completamente argumentado. Nada más pensemos que se va a iniciar en el sur sureste del país, ahí donde se vive la paradoja de que se tienen muchos recursos naturales, son los estados más ricos, con pueblos pobres, y esto lo podemos constatar en cuanto al mero crecimiento económico del país, ya no hablemos de desarrollo”.

En ese sentido, señaló la desigualdad que la región muestra en comparación con otros puntos del país. “En los últimos 30 años, en términos muy generales, el norte ha crecido un promedio anual del 4 por ciento; el centro, el 2 por ciento, y el sur sureste cero por ciento. En el sur sureste, sólo es la Riviera Maya, Cancún, Quintana Roo. Si no hubiese sido por ese desarrollo estaría peor la situación, porque [las personas] de Chiapas, de Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán, se han ido a buscarse la vida a Quintana Roo. Allá han mantenido tasas de crecimiento del 8 y hasta el 10 por ciento anual”.

Agregó que la región beneficiada con el programa Sembrando Vida tiene cualidades únicas que la hacen propicia para detonar el desarrollo productivo de sus pueblos.

“El cambio es ahora equilibrar, que haya crecimiento en el sur sureste, ahí tenemos los recursos naturales, tenemos el conocimiento, las culturas, es la región con más fortaleza cultural de México y de las regiones con más fortaleza cultural del mundo, el sur sureste, y lo mismo en cuanto a naturaleza. Es una región rica y diversa en fauna, en flora, con 70 por ciento del agua en todo el país. Entonces vamos a atender al sur sureste para que no haya esta paradoja entre riqueza y pobreza, por eso este programa es importante”, indicó.

Por ello, López Obrador explicó que Sembrando Vida está pensado en invertir recursos en la participación de los mismos habitantes, que trabajarán en el ámbito de su propio entorno social:

“Destacar que se van a crear desde el próximo año, vamos a empezar con 400 mil empleos directos, no es empleo temporal. En estas diez regiones, en estas [primeras] 500 mil hectáreas son 200 mil empleos con jornales de 5 mil pesos… Lo interesante de este jornal es que lo va a recibir el dueño de la tierra donde se va a sembrar, ya sea el pequeño propietario, el comunero o el ejidatario, porque lo que se quiere es que se siembre.”

Programa contra la deforestación en el país

El programa Sembrando Vida fue presentado por María Luisa Albores González, quien señaló que entre 2000 y 2005 se perdieron 235 mil hectáreas por año. Además, en el periodo que corre de 2005 a 2010 la deforestación anual fue de 155 mil hectáreas, con la respectiva pérdida de fauna y suelo.

Albores González agregó que, como consecuencia de lo anterior, estas áreas padecen rezago social, marginación y pobreza: “Los estados que tienen mayor riqueza son los que tiene la mayor marginación y la mayor pobreza”, ahí habitan 11.4 millones de personas; el 65 por ciento de las viviendas no cuenta con drenaje y el 67 por ciento no tiene servicio de energía eléctrica.

Por ello, la futura secretaria del Bienestar destacó que Sembrando Vida busca la restauración productiva y social de territorios agrarios a través del empuje económico a más de 400 mil pequeños productores, comuneros y ejidatarios, con el acompañamiento de técnicos especializados que harán trabajo comunitario.

En este modelo, cada campesino cultivará 2.5 hectáreas por un jornal de 5 mil pesos mensuales. Además, será parte de una comunidad de aprendizaje campesino de 25 personas donde complementarán sus conocimientos en alternativas orgánicas y desarrollo de viveros, entre otros temas. Lo anterior, bajo un enfoque de economía social.

La primera etapa de Sembrando Vida inicia en Veracruz, Chiapas, Tabasco y Campeche con la integración de 220 mil campesinos para trabajar 550 mil hectáreas de cultivo. La segunda etapa se desarrollará en el resto de los estados a partir de 2020.

Sin bosques, ni selvas, no hay vida, ni desarrollo

Durante su intervención, el académico Armando Bartra lamentó la enorme pérdida de bosques y selvas del país, y dijo que la mejor forma de reactivarlos es la participación de los campesinos: “Bosques y selvas son absolutamente indispensables. Sin ellos, no hay vida ni desarrollo”.

Por su parte, el destacado ambientalista y académico Víctor Manuel Toledo Manzur enfatizó sobre la postura del presidente electo a favor del medio ambiente.

“Para quienes por más de 40 años nos hemos dedicado al estudio de la naturaleza y de las relaciones que las distintas culturas de México y el mundo establecen con ella, celebramos que este movimiento, felizmente convertido en gobierno al que hemos apoyado como simples ciudadanos esté ya integrando sus planes estratégicos como nunca antes, y de manera decidida e inteligente”, puntualizó.

Se refirió a la preocupación que impera en la sociedad por el cuidado del ambiente, y destacó la sensibilidad del gobierno electo “porque hace compromisos y perfila respeto al ambiente y a los procesos naturales. La Cuarta Transformación comienza en el centro de la tierra con este estupendo programa Sembrando Vida, pero también rechazando la técnica del fracking para extraer petróleo y gas, así como eliminado los cultivos transgénicos”, en alusión a la decisión de López Obrador de privilegiar técnicas responsables con el equilibrio natural.

 

Comments are closed.