Con Tren Maya, turismo no repuntará lo suficiente en...

Sabotaje frena producción y exportación de petróleo: AMLO

9 enero, 2020 Comentarios Desactivados en Ya no más palma africana contaminadora: Marea Azul Campeche

Ya no más palma africana contaminadora: Marea Azul

La ambientalista Lourdes Rodríguez señala que “en Campeche, no podemos permitir la entrada de empresas agroindustriales con pésima reputación en su país de origen, que vienen a sembrar palma” y “que propician contaminación y deterioro de los cuerpos de agua”, con la complicidad de Profepa y Semarnat.

Por Daniel Sánchez

CAMPECHE, Cam. 9 de enero del 2019.- El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS) señaló que el gobierno federal y el gobierno estatal de Campeche han sido los principales impulsores del antiecológico cultivo de palma africana, que ya rebasa las 28 mil hectáreas, según cifras del 2018.

“Para ser productivas, las plantaciones de palma, requieren de grandes volúmenes de agua, agroquímicos y fertilizantes. Por las condiciones del suelo de la región, una gran cantidad de esos compuestos químicos se infiltran en el suelo y contaminan los cuerpos de agua; además en temporada de lluvias todas esas sustancias escurren a los ríos y lagunas”, expresó.

“Muchas de las plantas extractoras de aceite que procesan la fruta de la palma africana cuentan con presas de oxidación de residuos que se ubican a unos cuantos metros de los ramales de los ríos. En temporada de lluvias todos esos residuos acumulados escurren al fluente de los ríos”, indicó.

“Así ocurre en el río Candelaria, donde también los propietarios de grandes plantaciones de palma han construido represas y canales para acaparar volúmenes de agua para regar sus cultivos. Cuando las lluvias inundan sus parcelas, abren las compuertas de estas represas para que el agua se desfogue al río, llevando los fertilizantes y agroquímicos que previamente aplicaron a las palmas”, puntualizó.

En un documento titulado: El cultivo de la palma africana, marea que avanza con fuertes impactos en Campeche, la representante de Marea Azul, Lourdes Rodríguez Badillo, aseguró que “el uso indiscriminado de fertilizantes y otros agroquímicos para mejorar la productividad de las plantaciones de palma africana genera daños a la Laguna de Términos, ya que en la temporada de lluvias todas esas sustancias escurren a los ríos y la laguna”.

Precisó que la Laguna de Términos tiene una enorme biodiversidad que incluye la presencia de 700 delfines residentes que podrían verse muy afectados. Además, “mucha gente de esta región de los ríos y la Laguna se dedica a la pesca y ha visto mermada su principal actividad económica”.

Afirmó que en este proceso de expansión del cultivo de palma africana, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) operaron ‘a modo’ para que esto sucediera”.

“Aunque el daño ambiental que se ha ocasionado en Campeche es severo, aún hay oportunidad de restaurar los ecosistemas, dejando de hacer mal las cosas. Es necesario poner en marcha un programa que favorezca el desarrollo comunitario campesino y frenar definitivamente los cultivos agroindustriales, como la palma o soya”, indicó.

“No puedo creer que un palmicultor beneficiado haya sido el secretario de Desarrollo Rural del gobierno del estado, Armando Toledo Jamit. Él es un señor que se dedica a la palma y es dueño de una planta extractora de aceite de palma, fue uno de los principales promotores de este cultivo en la entidad, de hecho, muchos compañeros denunciaron muchas veces el conflicto de intereses entre su posición en el gobierno estatal y sus actividades como palmicultor. Pero en un entorno de corrupción esto representaba un problema menor”, agregó.

“Es un proyecto fallido, porque lo que antes fue selva, está sustituido por bosques de palma, que no están siendo cosechados, que están inutilizados. Se perdió la selva y la fauna y ahora no se obtienen utilidades de esos proyectos de palma, en los que, en algún momento, los dueños de la tierra creyeron que les generaría ingresos, pero no les reditúa en nada”, abundó.

“Parece que hay un tema de corrupción, porque el interés no estaba tanto en la producción de aceite, sino más bien en el dinero que se repartió para la siembra, generación de plantas y viveros”, denunció.

La ambientalista dijo que “es un absurdo autorizar gigantescas extensiones de monocultivos a la orilla de los ríos, y de plantas extractoras que a la hora de extraer el aceite, los residuales se escurren hacia el río, aunado a las toneladas de veneno que utilizan para el crecimiento de la palma. Los palmicultores ocupan estas sustancias en grandes cantidades y sin ninguna regulación”.

“Ocurrió mortandad con peces que se alimentan en el fondo de los cuerpos de agua, que es donde se acumulan estas sustancias tóxicas que escurren de las plantaciones de palma a los cuerpos de agua. Y si esto ocurrió con unas especies también puede afectar a otras que son más delicadas, como los manatíes, los delfines y otras”, advirtió.

Demandó que “no se continúe dando un trato tan malo a la mayor reserva de agua dulce del país con este tipo de proyectos que propician la contaminación y deterioro de los cuerpos de agua, la fauna y la biodiversidad. Debemos avanzar hacia una planeación adecuada para el desarrollo con una visión de sustentabilidad, en el corto y largo plazo”.

“En Campeche, no podemos permitir la entrada de empresas agroindustriales con pésima reputación en su país de origen que vienen a sembrar palma. Acá deberíamos estar produciendo alimentos para todo el mundo, con la riqueza de suelos y microclimas con los que contamos y no palma de aceite”, concluyó.

Para leer completo el artículo del CCMSS:

https://www.ccmss.org.mx/el-cultivo-de-la-palma-africana-marea-que-avanza-con-fuertes-impactos-en-campeche/?fbclid=IwAR0kOgGSVZ1zVKSUVa2GbtQSiXZpAP5aTjAp7i3Q55SzrUrNhTLwae0-qpk

 

Comments are closed.